Lago Marian y Key Summit, completando el Routeburn Track

25 y 26 de Noviembre de 2015

Aprovechando que teníamos el coche de alquiler y toda la tarde por delante decidimos hacer una pequeña excursión por el lago Marian. Veníamos con sentimientos enfrentados, pues a pesar de haber disfrutado de las inmensas cascadas que rodeaban a Milford Sound, se nos había quedado esa espinita de no haber podido disfrutar del paisaje como nos hubiera gustado. Con el ánimo un tanto tocado, aparcamos el coche y cruzamos el río camino al lago que se encontraba a unas dos horas de camino. Los primeros pasos nos sorprendieron al ver un torrente de agua de lo más cargado creando pequeñas cascadas a su paso. La fuerza de la corriente hacía rugir el barranco y cada paso que dábamos se veía interrumpido por la necesidad de disparar la cámara. Un verde intenso predominaba en el bosque y jóvenes helechos se desenroscaban para empezar una nueva vida.

Entre giro y giro del pequeño camino nos íbamos consolando de la mala suerte que habíamos tenido por la mañana y sin apenas darnos cuenta, nos vimos enfrente de un circo por el que caían pequeñas cascadas por las paredes que desembocaban todas ellas en el lago. El sol no quería darnos las buenas tardes y sin mucho más de lo que disfrutar a parte de las vistas, nos fuimos de nuevo hacia el coche.

Lago Marian con su circo lleno de cascadas

Llegamos con los últimos y primeros rayos del sol del día, montamos la tienda y tras, una cena no muy variada, nos fuimos a la cama pensando en la excursión del día siguiente.

Cascade Creek Campsite

Fue en  abril cuando realizamos un poco más de la mitad del Routeburn Great Walk. Fue tanta la curiosidad que se nos quedó entonces, que decidimos hacer la otra mitad en otra ocasión. Ese momento lo encontramos en este momento del viaje, casi al final de nuestra estancia en Nueva Zelanda. Empezamos a caminar no muy tarde en dirección a Key Summit, una de las cumbres que se puede subir en este trekking. Un camino muy bien marcado y a la vez transitado nos dejó en hora y media en lo alto de esta cumbre bastante plana. Nosotros, aventureros por definición, nos salimos de la ruta habitual con los consejos del libro de Frenzy, y accedimos en uno de los bosques que más nos han gustado de toda Nueva Zelanda.

Inicio del Routeburn Track desde The Divide

Key Summit 919m

Lago Marian con Milford Road a sus pies

Tras un camino previo un tanto perdedor, nos adentramos en un bosque lleno de líquenes y musgos verdes, amarillos y anaranjados. A cada paso que dábamos nos parábamos a observar la gran variedad de colores que nos rodeaban. Árboles caídos, ramas que entorpecían el paso, manglares en los que las botas se nos llenaban de agua y barro hasta los tobillos… El ambiente era espectacular, soberbio, y las vistas, en cuanto salimos de aquel precioso bosque, empezaron a transmitirnos la fuerza de la naturaleza que tiene esta parte del país.

Explosión de colores

Dejamos atrás Key Summit y nos adentramos en el bosque

Salimos del bosque y tenemos frente a nosotros dos valles paralelos

Tres ríos y con ellos tres valles se unen en un único punto para que sus aguas se dirijan a distintos puntos cardinales. Así, pudimos observar como el río que transcurre por el valle de Hollyford se iba hacia la costa oeste; el río Eglinton hacia la costa sur; y el que serpentea el valle de Greenstone desembocaba sus aguas en la costa este. Toda la fuerza de la naturaleza que pudimos contemplar en absoluta soledad, sin cruzarnos con una sola persona. El hecho de que esta parte del sendero tenga en sus inmediaciones parte del Great Walk, hace que nadie se desvíe para contemplar estos bellos paisajes.

Greenstone Valley con su lago presidiéndolo

Foto con el viento azotándonos en la cara a mas de 1000 metros de altura

A medida que azotaba el viento en nuestras caras, tuvimos que ir dando media vuelta para retroceder sobre nuestros pasos y volver al coche. La mala suerte del día anterior en el fiordo la vimos recompensada con las vistas de estos bosques y valles. Llevábamos casi 15 meses en este país y resultó curioso que casi al final, los paisajes kiwis aún nos sigan sorprendiendo.

Hollyford valley

Momento de dejar el valle de Eglintn, más conocido como Milford

RyB

Publicado en Nueva Zelanda | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario