Y por fin llegó el día en que llegamos al paraíso…

10 y 11 de Diciembre de 2013

Tras haber pasado la noche en el barco, llegamos a Surathani a las 5am, con las legañas todavía en los ojos. Evitamos a toda costa tuk tuks, taxi y autobuses que nos bombardean con la más que conocida frase de Where are you going…?? y nos encaminamos hacia el centro de la ciudad sin saber muy bien dónde está la estación de autobuses.

A lo largo del camino empieza a amanecer y un par de mujeres muy agradables nos indican mediante señas hacia donde tenemos que ir. Al llegar a la zona desde donde salen los autobuses hacia Krabi, hay miles de precios, a cual de ellos más caro, así que esperamos a que llegue la hora de salida, nos dirigimos al autobús, y le pagamos directamente al conductor 150 bath, mucho menos de lo que nos pedían en todos los sitios donde preguntamos.

En el bus vamos un grupo de tres escaladores, nosotros y gente local; este bus es el que utilizan los tailandeses en el día a día para ir a trabajar, llevar a los niños a la escuela o moverse en largas distancias. En las inmediaciones de la estación de autobuses de Krabi, sin saber nosotros que ya estábamos allí, empiezan a bajar todos los tailandeses y a los occidentales se nos dice aquello de: you stay here, in five minutes we’ll arrive… Con una de mosqueo, hacemos caso y nos llevan a la típica agencia de viajes en mitad de un descampado…Nos miramos los unos a los otros, cogemos las mochilas y nos vamos en autostop hacia Krabi Town; esta vez no han tenido la suerte de que el pez mordiera el anzuelo!!

Una vez en Krabi, buscamos alojamiento y pasamos la tarde dando un paseo por el templo, los mercados y empapándonos del ambiente thai que se respira en esta linda ciudad. Por la noche cenamos en los puestos que están junto al puerto y nos vamos pronto a dormir, que mañana toca madrugar…

Al día siguiente toca coger el bote e ir hacia Ton Sai, el paraíso de la escalada. Los precios desde Krabi son más altos, dado que el trayecto es más largo, así que nos ponemos en modo ahorro y hacemos autostop para que nos lleven hasta Ao Nang, ya que desde aquí es más barato el barco. Sin apenas esperar, nos coge un hombre muy majo y en apenas 30 minutos estamos ya encima del barco!

Empezamos a andar y a preguntar en casi todos los bungalows de la zona en busca del lugar perfecto para estar mínimo cinco días (al final estaríamos el doble sin saber muy bien cómo)… A lo largo del camino nos vamos dando cuenta que lo mucho que ha cambiado la zona en estos últimos 3 o 4 años. Con las referencias de nuestros amigos o lo leído por internet, nos damos cuenta de que este ya no es el sitio tranquilo y apartado que nos contaban que era. La construcción sin control, bares abandonados, motos en el chasis pidiendo a gritos un desguace; nos hace ver que el turismo ha hecho mella y han querido abarcar más sin tener los medios necesarios ni la planificación adecuada. Esto nos entristece al ver el entorno poco cuidado, lo que hace que nuestra llegada no sea con tanta ilusión como esperábamos. Al final encontramos lo que será nuestra casa en los próximos días, una habitación de hormigón con baño propio y luz las 24 horas del día (en muchos sitios solo hay energía eléctrica de 6pm a 2am).

Muchas horas detrás de la guía, de la pantalla del ordenador… Muchas historias escuchadas por amigos que ya habían estado en este lugar. Llegar a Ton Sai era una de las ilusiones del viaje y por fin esa ilusión se hizo realidad!

RyB

Anuncios

2 comentarios en “Y por fin llegó el día en que llegamos al paraíso…

  1. Hola pareja!!! Muy cierto lo de Ton Sai, sentí algo parecido cuando llegué allí: me habían contado maravillas de este rincón, pero sentí una pequeña decepción por ver que el turismo estaba dejando mucha huella, que en vez de arreglar y limpiar lo viejo, se abandona y se construye algo nuevo al lado. La zona no deja de ser preciosa, pero no se está pensando mucho en el futuro. Esperemos que cambie y que los locales se den cuenta del tesoro que tienen que preservar.

    • Hola! Tienes toda la razón, Agnes. Tenemos la esperanza de que la gente se de cuenta de que es mejor cuidar el sitio que explotarlo hasta que sea irrecuperable. Gracias por seguirnos y disfrutar de nuestras aventuras! 🙂 Un Beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s