Año nuevo, vida nueva. Kuala Lumpur

31 de Diciembre de 2013 al 4 de Enero de 2014

Año nuevo, en medio de una multitud desconocida y por primera vez alejados de los nuestros. Aun así buscamos la mejor manera de pasarlo bien y disfrutar de la noche. Los vaqueros y camisas se quedaron en Valencia, así que con bermudas y sandalias salimos a cenar y a dar una vuelta por los alrededores de Krabi. Al poco rato escuchamos a lo lejos voces, gritos, música… y en menos de lo esperado estamos dando saltos y bailando una especie de rock-metal tailandés con la que pasamos de año sin darnos cuenta…

A la mañana siguiente recibimos a Carlos, un amigo que ha venido desde España a pasar un mes por Tailandia. Le aburrimos con todas las anécdotas que le contamos, nos cuenta sus planes y le agradecemos su visita; nos hizo mucha ilusión empezar de esta manera el 2014! Cenamos con él y nos despedimos de lo que ha sido nuestra casa durante los últimos 13 días. Pasamos la noche como podemos en las butacas del aeropuerto y tomamos el avión rumbo a KL…

Welcome to Malaysia!!! Eso fue lo primero que escuchamos cuando nuestra anfitriona nos dio la bienvenida… Hemos cambiado un poco la forma de viajar y es que a partir de ahora intentaremos alojarnos con gente local (couchsurfing), vivir en sus casas y aprender de su día a día.

Adida, una chica de lo mas simpática, una de las caras mas amigables y buenas que hemos conocido en KL. Nos abrió las puertas de su casa como si fuéramos su familia, dándonos las llaves y pidiéndonos que estuviéramos tanto tiempo como quisiéramos. Fue un buen comienzo, lleno de situaciones y nuevas caras…

Empezamos a notar que la comida malaya está a otro nivel en cuanto al picante. El viernes por la noche salimos con sus amigos a dar una vuelta, cenando en una zona con unos 50 restaurantes alrededor de mesas y sillas comunes (Mama’s). Fue una sensación única encontrarse con gente local, siendo nosotros los únicos extranjeros que se habían perdido por allí.

Fin de semana, tiempo libre, y miles de planes por delante. Nos dejamos llevar y esa noche dormimos en Sha Alam, ciudad a unos 20 km de KL donde se encuentra la Blue Mosque, la más grande de Malasia y la segunda del Sureste Asiático.

Disfrutamos como niños atendiendo a cada una de las explicaciones por parte del guía musulmán; nos cuenta como es la vida en la mezquita, como es su religión y las raíces de la misma. Muchas cosas nuevas que nos sorprenden, que nos inducen a preguntar más y más…

Salimos de una de las mezquitas más impresionantes que hemos estado con la sensación de ser gente nueva, personas mas sabias y tolerantes con otras culturas y costumbres.

Los primeros días en KL han sido intensos, rodeados de gente que nos han hecho la visita mucho mas agradable e interesante, y es que hay veces que no importa donde estés sino con quien estés…

RyB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s