Templos y tradición

2 al 9 de Enero de 2014

Después de disfrutar de mercados, mezquitas enormes y comida local, decidimos que tocaba conocer un poco la ciudad de Kuala Lumpur y su variedad cultural.

Visitamos el centro de la ciudad durante varios días, recorriendo sus calles, su China Town, su Little India, los rascacielos y centros comerciales, sus parques, y por supuesto sus templos.

Es nuestra primera vez en Malasia y queremos empaparnos del país. Estamos aprendiendo sobre las tres culturas que conviven en el país y nos encanta lo que vemos.

En una ciudad como Kuala Lumpur, grande y moderna, la tradición se palpa en cada esquina, y la convivencia entre las culturas china, india y musulmana esta presente en todas partes. En la misma calle puedes tener, casi uno al lado del otro, una mezquita, un templo budista-chino y un templo hindú.

Cuando vas paseando por la calle, te acompaña la llamada al rezo musulmana, mientras una niña vestida con un colorido traje tradicional hindú te sonríe divertida, y un grupo de chinos esta colgando de las fachadas de las casas los faroles rojos típicos porque se acerca el año nuevo chino.

Uno de los sitios que visitamos fue el museo textil, donde se muestran los diferentes trajes regionales que existen en Malasia, y nos dimos cuenta de que, definitivamente, vamos a tener que volver a este país; no vamos a ver más que una ínfima parte de lo que tiene para ofrecer. La cantidad de culturas, razas y tribus que conviven aquí es asombrosa.

Como todo en este planeta relacionado con el ser humano, no todo es perfecto. La gente que vamos conociendo en nuestro camino nos cuenta algunas dificultades en la relación entre los diferentes grupos étnicos, pero siempre hacen hincapié en que son cosas pequeñas que ocurren aquí como pueden ocurrir en otros países en la relación entre personas diferentes. Además, el gobierno no hace las cosas como se supone que debería hacerlas en muchos casos, lo que hace que los ciudadanos estén descontentos (creo que nosotros también sabemos algo de este tema…)

Aún así, lo que vemos es que, a pesar de las dificultades, han conseguido crear un clima de convivencia en el que las cosas funcionan bastante bien. Nosotros lo estamos viendo de cerca, al intentar mezclarnos con los locales y conocer cómo viven.

Después de unos días disfrutando de la inmersión en esta nueva cultura, ya toca cambiar de aires, y decidimos movernos hacia Penang, una isla al norte de la zona peninsular, a ver si realmente nos sorprende y enamora la isla y la ciudad de George Town, declarada patrimonio de la humanidad. Nos despedimos de los rascacielos y de nuestra nueva amiga y primera experiencia en couchsurfing en Asia.

ByR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s