¿Esto no era Asia…? Singapur

6 al 10 de Febrero de 2014

No estaba en la lista de visitas pero la verdad, para que negarlo, nos gusta coleccionar cuños en el pasaporte. Así que aprovechando la excusa del vuelo a Vietnam y poner la chincheta en el mapa, decidimos pasar cuatro días por la ciudad más desarrollada del sureste asiático.

Quien escoja este país con la intención de salir de lo común, ver cosas nuevas, exóticas… se equivoca. Estar en Singapur y pasear por sus calles es lo más parecido a estar trabajando en pleno centro financiero de Londres o Paris. Una ciudad donde la disciplina y la ley están por encima de todo. Fumar en zonas públicas (parques, calles…), multa; darle varias veces seguidas al botón del semáforo para que el peatón se ponga verde, multa; masticar chicle y tirarlo al suelo, multa; comer en el bus o metro, multa… Y así podríamos llenar lineas y lineas… Pero no hemos venido a ser multados ni a romper la ley, sino a disfrutar de esta nueva experiencia.

Muy influenciado por sus vecinos malayos, Singapur también es una mezcla de culturas, donde se suma además un grupo bastante grande de occidentales que trabajan en esta ciudad-estado.
Visitamos los barrios indús, chino y musulmán, todos ellos impolutos, sin ningún triste papel en el suelo, y con la mezcla de templos entre ellos. Y si una cosa buena tiene esta ciudad es eso, el orden y la limpieza. Todo debidamente señalizado, utilizando pasos de cebra y no cruzando por medio de la carretera.

Visitamos centros comerciales, nos sentimos pequeños con tantos rascacielos alrededor nuestro y cuando empezó a anochecer nos acercamos a ver el espectáculo de luces que hacen cada día en el parque más bonito de Singapur.

No pudimos dejar pasar la oportunidad de ver el faraónico hotel Marina Bay, con sus gigantescas tres torres y su estructura en lo alto que las une y que parece un barco allí arriba. Pudimos incluso espiar un poco a alguno de los huéspedes de las lujosas habitaciones, puesto que si tenían las luces encendidas y las cortinas sin pasar, desde la oscuridad de la noche se les podía ver.

Y tampoco pudimos evitar hacernos la foto junto al Nelión, el símbolo de la ciudad, mitad león, mitad pez. Eso sí, tuvimos que esperar un buen rato hasta poder hacerla sin ningún turista de por medio. Es lo que tiene ser tan originales.

Nuestro último día lo disfrutamos dando un paseo por el mismo botánico que ofrecía el juego de luces por la noche, el Gardens by the bay. Miles de flores, plantas, palmeras… Todo un recorrido que junto al calor que hacía nos dejó derrotados para pasar una noche no muy cómoda en el aeropuerto a la espera de nuestro próximo destino…

RyB

Anuncios

2 comentarios en “¿Esto no era Asia…? Singapur

  1. Estoy encantado con su viaje. ahora estoy en no chi minh y luego vuelo a hanoi, luego la idea es ir a Singapur pero me he encontrado con que los hostel y hoteles son carisimos. Alguno para recomendar?

    • Hola Fernando!!

      Nosotros pasamos 4 noches en Singapur: 2 de couchsurfing, 1 en el aeropuerto y la otra en CHECKERS BACKPACKERS INN, en Little India. El hostal estaba bien, dormimos en un dorm de 6 personas y pagamos 22 SGD cada uno.

      Esperamos que te sirva la info.

      Saludos y gracias por el comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s