Cape Kidnappers: La historia de un alcatraz

7 de Febrero de 2015

Vistazo atrás después de salir hacia Cape Kidnappers.

Solo se puede ir andando cuando es marea baja

Aún siendo marea baja hay sitios en los que el agua te viene por las rodillas

Adolescentes, niños y mayores, todos iguales y con un mismo objetivo, viajar 3000 kilómetros cruzando el mar de Tasmania con destino a un país diferente del que partieron ocho días atrás. Esta es la historia de miles de alcatraces que viven a caballo entre Nueva Zelanda y Australia. Estos pequeños voladores ensanchan sus alas con una envergadura de dos metros de punta a punta y trazan una ruta increíble en la que solo el 25% es capaz de volver de nuevo al lugar de partida. Depredadores, hambruna y más de una tormenta son los peajes que deben de superar para poder volver sanos y salvos después de dos o tres años de estadía en Australia.

Alcatraz a punto de alzar el vuelo

Cape Kidnappers desde la distancia

Todo empieza en Julio, cuando alcatraces adultos llegan al Cabo Kidnappers (Nueva Zelanda) desde Australia después de haber vivido entre dos y cinco años en tierra ‘aussie’. En esta temporada del año empieza el cortejo y la construcción de sus nidos. Miles de alcatraces enfrentan sus picos mirando al cielo mostrando persuasión hacia el otro y surgiendo el amor y una nueva familia. A diferencia de otras especies, a estos pequeños les gusta vivir unos cerca de otros, y construyen sus pequeñas casitas a un metro de distancia de los nidos más cercanos ¿Os imagináis vivir tan cerca de vuestro vecino?

Cortejo

Los dos alcatraces en medio de la fotografía cortejándose. Tuvimos la suerte de verlo en directo.

Mamás, papás, bebés y vecinos, todos juntos

A ellos les gusta, pero al parecer hay reglas y costumbres para hacer la convivencia más llevadera. El metro de distancia entre un nido y otro es para evitar ser picoteado por el de al lado o incluso evitar posibles robos de material como algas y lodo utilizados para los cimientos de sus guaridas. Como en todas las colonias, hay buenas y malas costumbres, y es que niños y mayores picotean a sus vecinos con la intención de dejarlos fuera de sus nidos y así disponer de más espacio. Competición por conseguir espacio es parte del ciclo de vida.

Papás cuidando de sus hijos

Otra colonia de aves en la punta del Cabo

Cuando finalmente encuentran a su pareja es cuando tienen a su bebé. Se dice que el matrimonio entre alcatraces es para toda la vida y no es de extrañar que papá y mamá estén juntos y felices hasta el final de sus días. Como los humanos, también hay divorcios y lo que fue o hubiera sido un bonita historia de amor, se ve rota por un posible motivo: salir del nido y no volver a tiempo a casa. Es entonces cuando el lado más animal y salvaje sale a la luz y la necesidad de cupular y anidar florece y él o ella se busca un nuevo compañero. Se dice que un 40% de las parejas sufren un divorcio a lo largo de sus vidas.

Último tramo antes de empezar la subida hacia el Plateau

Primeros nidos situados en el Black Reef, antes de llegar a la colonia principal del Plateau

Cuando más fuerza tiene el sol en esta parte del mundo, de noviembre a enero, es cuando el nuevo miembro de la familia llega a este mundo. Plumaje blanco con pico negro, pequeños curiosos llamando a sus papás para ser alimentados, teniendo a su alrededor miles de descarados como ellos revoloteando entre nido y nido. En unas quince semanas (tres meses) están preparados para abrir sus alas y empezar un nuevo ciclo, una nueva vida. Se dice que un jovenzuelo, a la hora de alzar el vuelo y empezar su largo trayecto hacia Australia, pesa 50 veces más del peso que cuando nació (60gr). Les llevará de nuevo unos ocho días llegar a su destino, pero como os hemos contado antes, solo los más fuertes y los más valientes, llegaran sanos y salvos. Dentro de dos o tres años volverán a Nueva Zelanda para empezar de nuevo el ciclo, aunque solo el 25% será capaz de realizarlo con éxito.

Se hacen mayores para dentro de unas semanas abrir sus alas y empezar a volar

Solo los más fuertes y valientes volveran al Cape Kidnappers. Los demás se quedarán por el camino

Cuando visitamos el cape Kidnappers íbamos con la idea de pasar un buen día de playa y observar aves sobrevolando los acantilados del Pacífico. Salimos de allí, un poco más sabios, tolerantes y respetuosos con el medio, gracias a esta historia tan linda que os acabamos de contar. ¿Por qué viajamos? Viajamos no solo por diversión, no sólo por conocer nuevas personas, no solo por conocer nuevas culturas o gastronomías. Viajamos para aprender, para entender que pasa a nuestro alrededor, viajamos para ser respetuosos con el medio en el que vivimos.

Miles de alcatraces en el Plateau, una de las colonias principales del Cabo

+ info y curiosidades:

– En el Cape Kidnappers existen cuatro colonias de alcatraces, siendo el lugar más grande de toda Nueva Zelanda. Unos 12200 ejemplares viven en este espacio.

– Son capaces bucear a 20 metros de profundidad impactando en el agua a una velocidad de 120 km/h.

– Los alcatraces pueden vivir hasta 33 años, siendo 20-24 años lo más común

Estrella de mar

Vistazo atrás en los últimos pasos antes de de llegar al Plateau

Varias puntas como esta se rodean para llegar finalmente al cabo

Varias puntas como esta se rodean para llegar finalmente al cabo

Datos Prácticos:

Folleto detallado por el DOC

– La excursión va íntegramente por la playa menos los últimos 25 minutos. Informarse bien de las mareas y empezar la ruta tres horas después de la marea alta y empezar la vuelta desde el cabo hacia el coche una hora y media después de la marea baja.

– Mejor época para ver la nidificación y a los pequeños es desde comienzos de Noviembre hasta finales de Febrero

– Desde Julio hasta principios de Octubre la colonia principal del cabo esta cerrada al público para evitar molestar a los animales en su periodo de nidificación

Acantilados al comienzo de la ruta

Silueta de un alcatraz con el Cape Kidnappers de fondo

RyB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s