Intento de visitar Fiorland

6 de Julio de 2015

La vida es una cuestión de probabilidades, y viajando por la isla sur de Nueva Zelanda en pleno invierno, teníamos pocas probabilidades de que todos los planes nos salieran bien. Pero la mala suerte fue que nos tocó cuando quisimos acercarnos a una de las zonas más bonitas.

Después de visitar durante unos días la región de los Catlins, llegamos de noche al lago Hauroko para dormir y levantarnos al día siguiente dispuestos a hacer alguna excursión. De camino al lago nos había llovido, pero por la noche dejó de oírse el ruido de la lluvia en el techo de la autocaravana. Eso puedo significar dos cosas: o que ha parado de llover, y por eso no se oye nada, o que se ha puesto a nevar. Los copos de nieve no hacen ruido al caer.

Al levantarnos, nos encontramos con una estampa preciosa pero bastante agorera: todo estaba cubierto de nieve.

Tuvimos unos ratos de dudas: vamos igualmente al lago, seguimos camino, esperamos a ver si mejora… Pero el caso era que seguía nevando, a ratos parecía que quería despejar, pero se volvía a cubrir. No tenía buena pinta la cosa. Al final decidimos que meter la autocaravana por una pista de tierra hasta el lago para andar algo era bastante arriesgado, y salir andando desde donde estábamos era un buen trozo hasta llegar al lago. Con mucha pena volvimos a la carretera y empezamos a ir hacia el norte, deseando que el mal tiempo fuera sólo para hoy.

La carretera para volver a la principal

Una vez salimos de allí, dejó de nevar, pero el mal tiempo no se fue. Conseguimos ir a ver una cueva, y por lo menos en eso, la buena suerte nos acompañó. Aunque entramos muy poquito porque estaba embarrado, unos metros después de la boca de la cueva apagamos la luz para observar en la oscuridad. ¡Estaba lleno de luciérnagas! No era como en las fotos que te ponen para que visites las cuevas de Waitomo, en la isla norte, pero estábamos solos, y al cabo de unos instantes de oscuridad, varios de estos pequeñitos seres brillaban para nosotros.

Entrando en la cueva

Aunque el cielo seguía sin dar tregua, buscamos un sitio donde pasar el día e intentar hacernos una idea de cómo es este parque nacional tan agreste. Nos acercamos al lago Manapouri, un poco más al norte, y decidimos hacer un paseo por el bosque. Una experiencia nueva eso de pasear por un bosque de fantasía con la nieve cayendo con calma.

Aunque le dimos tiempo al día para mejorar, no quiso darnos ese placer, y la nieve no paró de caer. Para terminar el día y ver si nuestros planes iban a poder seguir según lo previsto, nos acercamos hasta Te Anau, pueblo de entrada a la carretera de Milford Sound.

Era la única zona del país que nos quedaba por ver a Rober y a mi, y era una de las que más nos apetecía ver junto a mis padres, pero nos íbamos a tener que resignar a regañadientes. Nada más llegar a Te Anau recibimos la peor de las noticias: la carretera para llegar al fiordo de Milford estaba cerrada y sin previsión de abrir en los próximos días.

Esperar por la zona a que mejorara el tiempo era muy arriesgado, porque nos íbamos a quedar sin días para el resto de la isla, y nunca se puede saber si abrirán la carretera al día siguiente o en dos semanas.

Con bastante rabia decidimos seguir norte esa misma noche. Para terminar el día con “buen” sabor de boca, pasando por un último puerto de montaña (que temíamos que al día siguiente se pusiera peor porque la previsión era que el tiempo empeoraría…), yendo a menos de 10 kilómetros por hora, la autocaravana patinó sobre  una placa de hielo de la carretera y nos heló la sangre por un segundo. Suerte que conducía mi padre y su experiencia le ayudó a controlarla.

Como conclusión, decir que lo peor de ir de vacaciones a un país como este en invierno no es que algún plan se tenga que caer de la lista por el mal tiempo. Lo peor es lo peligroso que puede ser conducir en estas condiciones. El mal tiempo te puede pillar desprevenido, y puede ponerte en una situación nada agradable.

ByR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s