Mount Somers, haciendo montaña en Canterbury

3 de Octubre de 2015

Dicen que hay veces que tienes que irte a la otra parte del mundo para hacer algo por primera vez. Llevábamos  ya un mes trabajando en Synlait casi de sol a sol, entrando a las 6 de la mañana y saliendo a las 6 de la tarde. La cuenta del banco crecía y crecía, y aparte de eso, nada mejor ocurría en nuestras vidas. A penas nos quedaban fuerzas para disfrutar de la naturaleza que nos rodeaba aunque, por contra, teníamos una de las mejores casas donde habíamos vivido hasta ahora.

El caso es que yo ya estaba cansado de tanta casa, tanto trabajo y tanta rutina y necesitaba liberar la mente, respirar aire puro y volver a las montañas. Todos los días al ir a trabajar veíamos las montañas nevadas a lo lejos, las llanuras típicas de la región mostraban un contraste único: verdes explanadas interminables donde algunas ovejas salpicaban el horizonte y al final del todo, los picos que se elevaban hacia el cielo.

Amanece sobre el Monte Somers (izquierda)

Entonces empecé a indagar por el DOC y encontré una subida fácil al Monte Somers que se encontraba a pocos kilómetros de casa. Era la primera vez que salía solo a la montaña y era fundamental buscar algo sencillo donde no hubiera peligros objetivos. Me levanté casi como un día normal de trabajo, a las seis me encontraba desayunando solo en el comedor cuando minutos más tarde, estaba al volante de la Huevona acercándome a las montañas. Éstas se vestían de gala con un color rosa amanecer que se vio poco a poco atenuado por los rayos del sol que avanzaba a mis espaldas.

Tras de mi, el sol asoma por el horizonte

El objetivo del día iluminado por los primeros rayos de sol

Cuando llegué al parking, un grupo de gente salía de sus sacos de dormir y yo, tras aparcar a la Huevona, me dispuse a caminar por el sendero que transcurre por la cara sur del monte. Como todo en Nueva Zelanda, el sendero estaba muy bien marcado y mantenido, así que las posibilidades de pérdida fueron inexistentes. Este hecho hizo que fuera muy tranquilo durante toda la subida. Al principio me adentré en un bosque de helechos y a medida que ascendía éstos se vieron atenuados por infinitos arbolitos que se comían casi el camino.

Inicio de la marcha

Miles de helechos observan cada paso que doy

La sensación de ir solo me empezaba a gustar, ir a mi propio ritmo y navegar por mis pensamientos; era la primera vez que lo hacía. Cuando llevaba unos 45 minutos, vi desde el sendero la cumbre de la montaña bastante lejos, pero eso era simplemente parte de la percepción, pues sabía que no me iba a costar tanto tiempo como indicaban los carteles. Tanto fue así que en una hora y media estaba a mitad subida.

A lo lejos, el Monte Somers con su cumbre nevada

Camino bien definido

Este cartel indica el camino a tomar si se quiere ascender a la cumbre. En caso de continuar la ruta circular, hay que ignorar la indicación. Tras un trago de agua y una barrita, seguí mi camino hacia la cumbre.

Pronto empezaron a aparecer las primeras manchas de nieve al costado del camino y el ambiente empezaba a ser más montañero. A pesar de ello, postes con un tubo anaranjado me marcaban el sendero. Una vez ya en altura, una pala de nieve casi continua cortaba el sendero de piedras que venía siguiendo hasta ahora. La pendiente no sería más de 30 grados pero el frío de la mañana y que apenas le había dado el sol, hacía que la nieve estuviera dura.

Primeros neveros que no entorpecen la marcha

Pala en la que ya me pongo los crampones

Sin pensármelo, saqué el piolet y me puse los crampones. El ritmo era estupendo y en menos de lo esperado llegué al hombro de la montaña, donde una arista divertida me separaba de la cumbre.

Vistazo atrás. Campos verdes salpican el horizonte. Explosión de colores

Arista final una vez he llegado al final de la pala

Llegué a la cumbre a las 10 de la mañana tras tres horas de subida. Allí me encontré totalmente solo, al lado de una figura circular que ofrecía vistas en todas direcciones. Grandes montañas neozelandesas como Mt Cook o Arrowsmith se divisaban desde el punto donde me encontraba.

Gran explanada en la cumbre del Monte Somers

Monte Cook, la montaña más alta de NZ, cubierta por nubes

Las vistas ofrecían muchos contrastes: por el oeste toda la cordillera de los Alpes y al este, todas las llanuras de Canterbury, región de Nueva Zelanda bien conocida por su ganadería y agricultura. Millones de hectáreas de color verde, varios tonos marrones, las nubes interrumpiendo el azul cielo. Toda una explosión de colores como si de la paleta del artista se tratara.

Foto de cumbre en una gran explanada

Llanuras de Canterbury

Monte Somers: 1687 mts

La bajada fue bastante más amena que la subida. Dicen los viajeros que viajan solos que aunque parezca mentira, nunca lo están y la verdad que me di cuenta de tal afirmación en mi bajada de la montaña. Me empecé a cruzar con toda la gente no madrugadora que estaban en su camino hacia arriba. Primero estuve hablando con un grupo de mujeres de unos 45/50 años. Al parecer mi barba les llamó la atención y estuvieron preguntándome que era de mi vida y que tal el día. Un trozo más abajo me pasó lo mismo con una chica australiana. Después de todas las conversaciones, a las 12 del mediodía llegué a un parking lleno de coches. La Huevona estaba bien acompañada y, tras poco más de cinco horas de actividad, concluía mi primera ascensión a una montaña en solitario.

Gente subiendo por la arista

Dejando atrás la montaña

Ya de camino a casa, tres ciclistas de ruta por Nueva Zelanda

Datos útiles:

Folleto de la zona con los senderos. Aqui un recorte del mapa. La ruta que seguí fue la que va por la cara sur saliendo desde Sharplin Falls. También existe un sendero que llega a la cumbre desde el norte.

La ruta seguida en este post fue la South Face

– El tiempo de la actividad podría estar entre 6-7 horas. Yo, a un ritmo bastante rápido tardé 5h30min. El desnivel es de unos 1100 metros y 5km de distancia.

RyB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s