Three Passes Trekking (Everest) / Parte 3: Lumgden – Renjo La – Dragnag

Del 27 al 29 de Octubre de 2016

LUMGDEN – RENJO LA – DRAGNAG (3 días / 1855m+ / 1565m- / 19,1km)

Hacía tiempo que no nos tomábamos un día completamente de descanso. Desde que salimos de Lukla habíamos estado cinco días sin parar de caminar, subiendo y bajando por las montañas. Para ser sinceros, el primer collado siempre da respeto. Estábamos en Lumgden, a 4300 metros de altura y el Renjo La, el primer collado del trekking, se encontraba a más de 1100 metros por arriba nuestro. El desnivel a superar, la altura y el peso de las mochilas, nos hacía dudar de nuestras capacidades físicas. Como se suele decir, la experiencia es un grado, y nosotros la teníamos de sobra. Habíamos estado muchas veces por arriba de esa altura pero el Himalaya es el Himalaya, y por ello decidimos descansar un día completo en el lodge. Berta tuvo el valor de darse una ducha en mitad de montañas nevadas, y yo, un poco más cobarde, me dediqué a leer aprovechando el sol del día. Fue un día agradable, lleno de charlas con otros chicos que estaban en el refugio.

Berta dándose una ducha

Berta dándose una “ducha”

Bonitas vistas mientras se lee un libro

Bonitas vistas mientras se lee un libro

Hablando y cantando antes de cenar

Hablando y cantando antes de cenar

A las seis de la mañana ya habíamos salido del refugio. Con ocho grados bajo cero y con toda la ropa de abrigo puesta, empezamos a caminar por un terreno muy árido sin apenas vegetación. Dividimos la subida hasta el collado en cuatro etapas para ir consiguiendo objetivos y así ir motivándonos. La ruta pasaba junto a tres lagos, el primero a 4700 metros, el segundo a 4900 y el último a casi 5100. Pensamos que era muy buena táctica para mantener un ritmo constante y no realizar demasiadas paradas.

Empezamos a andar con todo el abrigo que tenemos

Empezamos a andar con todo el abrigo que tenemos

Lumgden se nos va quedando a nuestras espaldas

Lumgden se nos va quedando a nuestras espaldas

¡Vamos más rápidos que el sol!

¡Vamos más rápidos que el sol!

El plan salió a la perfección y cuando el sol empezó a darnos en la espalda, ya estábamos en el segundo lago; habíamos realizado ya casi la mitad del camino. Las montañas de alrededor no representaban la altura a la que estábamos. Miramos alrededor e intuimos una pequeña planicie dónde se situaba el tercer lago. Una ladera descompuesta, con bastante desnivel, nos separaba del collado. Escalones interrumpían el ritmo de nuestros pasos y la fatiga aumentaba cada vez más. En estos momentos es cuando se agradece tener a alguien que imponga un ritmo lento pero constante que ayude a ganar desnivel con comodidad. Es entonces cuando Berta se puso en cabeza, liderando los últimos doscientos metros de la subida. Hasta este momento el paisaje era monótono, pues las vistas que teníamos no habían cambiado mucho desde hacía varias horas y las grandes montañas se hacían de rogar.

El sol nos alcanza y nos sobran las chaquetas

El sol nos alcanza y nos sobran las chaquetas

Segundo lago y el tercero lo intuimos en la planicie situada cientos de metros más arriba

Segundo lago y el tercero lo intuimos en la planicie situada unos cientos de metros más arriba

Seguimos nuestro camino hacia el collado

Seguimos nuestro camino hacia el collado

Alcanzamos el tercer lago y los primeros escalones aparecen

Alcanzamos el tercer lago y los primeros escalones aparecen

El collado es justo a la izquierda donde acaba la sombra

El collado está justo a la izquierda, donde acaba la sombra

Con mucho esfuerzo llegamos al Renjo La y la verdad es que, cuando nos asomamos hacia el otro lado, nos quedamos totalmente atónitos. Pasamos veinte minutos en silencio, sin mediar ni una sola palabra ni tomar ni una fotografía. Simplemente nos dedicamos a contemplar la belleza que teníamos en frente nuestro mientras unas pequeñas lágrimas llenaban la cuenca de nuestros ojos. Quinientos metros abajo se ubicaba el pequeño pueblo de Gokyo junto a un lago de color verde turquesa. En frente nuestro estaban las montañas más altas del planeta: Everest, Lotshe y Makalu dominaban el horizonte.

Renjo La 5XXXm

Renjo La 5360m

Everest, Nuptse y Lotshe a nuestras espaldas con Gokyo al fondo del valle

Everest, Nuptse y Lotshe a nuestras espaldas con Gokyo al fondo del valle

Un mirador increíble

Un mirador increíble

Everest y Lotshe

Everest y Lotshe; 8848m y 8516m respectivamente

Makalu

Makalu 8463m, la quinta montaña más alta del planeta

A ambos lados se encontraban montañas inexploradas, los seracs colgados en las laderas crujían desafiando la gravedad; y allí nos quedamos durante una hora contemplando el paisaje. Con el paso de los días nos dimos cuenta que este collado, el Renjo La, fue uno de los mejores miradores de todo el trekking, superando si cabe a la vista que se obtiene desde el Kala Pathar.

Una panorámica un poco más amplia

Una panorámica un poco más amplia

Nos despedimos del Renjo La

Nos despedimos del Renjo La

Nos hubiera encantado ver el atardecer y quedarnos allí durante mucho más tiempo, pero no podía ser, y nuestro camino debía de seguir. Empezamos a bajar pensando en el magnífico día que estábamos teniendo. El haber tenido estas vistas increíbles y acabar el día reuniéndonos con nuestros amigos Choco y Macarena nos hacía saltar de felicidad. Salimos del collado literalmente corriendo ladera abajo, teníamos todavía mucha energía y en una hora y cuarto llegamos a Gokyo. Cuando alcanzamos la orilla del lago empezamos a pensar cuál era la mejor manera de encontrarnos con nuestros amigos. Tras un par de horas intentando buscarles y conseguir alojamiento, decidimos conectarnos a internet para ver si nos hacíamos con ellos. Nuestra alegría se vio mermada cuando intercambiamos unos cuantos mensajes con ellos por whatsapp y nos anunciaron que ya estaban en Lukla. Resultó que Choco se puso malo y decidieron retirarse. Hay veces que la montaña ayuda a identificar donde están los límites de cada persona. Ellos fueron muy honestos y decidieron que valía la pena regresar en buenas condiciones en lugar de forzar más de lo que toca y que la situación empeorase. Les entendimos enseguida, pero eso no evitó que ya les echáramos de menos.

La bajada del collado a Gokyo iba por un sendero colgado sobre el lago

La bajada del collado a Gokyo iba por un sendero colgado sobre el lago

El lago y a la derecha la subida hacia el Gokyo Ri, 5335m XXX

El lago y a la derecha la subida hacia el Gokyo Ri, 5360m

Atardece sobre el Cho Oyu 8567m XXX

Atardece sobre el Cho Oyu 8201m, la sexta montaña más alta de la Tierra

Con un poco más de calma, planificamos las siguientes etapas sabiendo que el resto del trekking lo haríamos sólo nosotros dos. Para darnos un respiro, al día siguiente subimos al Gokyo Ri, una montaña de 5360 metros que se ubica junto al pueblo. Durante toda la subida no podíamos dejar de mirar atrás, pues a nuestras espaldas se encontraban más lagos verde turquesa. Al frente, y dominando todo el valle, pudimos ver otro ocho mil, el Cho Oyu. Desde la cumbre del Gokyo Ri las vistas eran escalofriantes, pues a la vista que habíamos tenido el día anterior se le sumaba el glaciar Ngozumpa, el más largo de Nepal y probablemnte del mundo.

Amanece en el Cho Oyu y estas son las vistas desde nuestra habitación

Y el lago nos regala estos reflejos

Y el lago nos regala estos reflejos

Empezamos a subir hacia el Gokyo Ri

Empezamos a subir hacia el Gokyo Ri

Cumbre del Gokyo Ri, 5XXXm, con el Cho Oyu al fondo

Cumbre del Gokyo Ri, 5360m, con el Cho Oyu al fondo

Gokyo Ri 5360m, el glaciar erosionando el terreno y Everest vigilando nuestros pasos

Gokyo Ri 5360m, el glaciar erosionando el terreno y Everest vigilando nuestros pasos

La zona del Solu Khumbu guarda lugares mágicos, montañas de más de ocho mil metros, cumbres como el Ama Dablam que te paralizan y glaciares que sobrecogen a cualquiera. No porque hayamos hecho el trekking de los tres pasos afirmamos que es el mejor, pero es que, los caminos y senderos que recorre este trekking te muestran el lado más salvaje del entorno del Everest.

Un lugar mágico

Un lugar mágico con el glaciar Ngozumpa en todo su esplendor

Una vez guardadas todas estas maravillosas vistas en nuestras retinas, nos encaminamos a cruzar el glaciar más largo del Himalaya. Sin madrugar mucho, abandonamos Gokyo y su lago, alcanzamos la morrena del glaciar y nos dejamos caer sobre las laderas que conducen al medio del océano de hielo. Paredes de veinte metros nos cierran el paso, lagos completamente helados nos invitan a deslizarnos por ellos pero el miedo a morir congelados nos quita la idea de nuestras cabezas. Tras dos horas de navegación, buscar el camino y esquivar jaks cargados de equipaje, llegamos a Dragnag, pequeño pueblo situado a 4900 metros de altura.

Nos despedimos de Gokyo

Nos despedimos de Gokyo Ri, cuya ascensión se intuye muy bien desde lejos

Alcanzamos la ladera del glaciar y nos metemos de lleno en medio del hielo. Aunque no lo parezca, bajo de todas esas piedras es todo hielo en movimiento

Alcanzamos la ladera del glaciar y nos metemos de lleno en medio del hielo. Aunque no lo parezca, bajo de todas esas piedras es todo hielo en movimiento

En mitad del glaciar y al fondo, Cho Oyu una vez más

En mitad del glaciar y al fondo, Cho Oyu una vez más

En la otra parte del glaciar el terreno era un poco más inestable

En la otra parte del glaciar el terreno era un poco más inestable

Ya casi hemos llegado a Dragnag, tan solo tenemos que dejar paso a los yaks y seguirlos

Ya casi hemos llegado a Dragnag, tan solo tenemos que dejar paso a los yaks y seguirlos

Son las 11:30 de la mañana y tenemos todo el día para descansar e hidratarnos. Al día siguiente afrontaremos con mucha más confianza nuestro segundo gran collado, el Cho La.

Tabla con desniveles y tiempos por día

Continúa leyendo nuestro trekking —-> Parte 4: Cho La Pass y Atardecer sobre el Everest

RyB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s