Perth nos da la bienvenida a Australia

13 al 23 de Enero de 2017

De nuevo estamos en un avión hacia Oceanía. Todo un mundo por visitar y recorrer, infinidades de lugares por explorar, y nosotros, en menos de año y medio, otra vez nos dirigimos hacia uno de los lugares más alejados de nuestra casa. Así son las cosas y la vida misma, muchas oportunidades que aprovechar, y Australia nos estaba esperando desde que en Julio de 2016 conseguimos la Work and Holiday Visa. Con este magnífico visado vamos a vivir durante un año en el país de los canguros.

Recién llegados a Perth a las 6 de la mañana

Recién llegados a Perth a las 6 de la mañana

Maylands, alrededores de casa de MIck

Maylands, alrededores de la casa de Mick

Después de nuestras pequeñas vacaciones por Nepal y Myanmar, el 13 de Enero aterrizamos en el aeropuerto de Perth. La brisa de las 5 de la mañana nos hace despertar y nos sorprendemos del frío que hace. Cargados con menos equipaje que cuando fuimos a Nueva Zelanda, cogemos un taxi y nos dirigimos hacia la casa que teníamos que cuidar. Gracias a Mick, un chico australiano que conocimos por Couchsurfing, vamos a tener alojamiento gratuito durante los primeros diez días. ¿A cambio de qué? Pues de cuidar su jardín, regar las plantas y recoger las verduras que esten listas para ser comidas. Con el mapa que nos envió por email, entramos en la casa y realizamos un pequeño tour por las habitaciones y el huerto. Ya teníamos una idea de cómo iban a ser las primeras horas de cada uno de los días que teníamos por delante: regar evitando el calor y de esta manera, aprovechar al máximo el día con el beneficio de levantarse tan temprano.

La casa de Mick tal y como la encontramos el primer día

La casa de Mick tal y como la encontramos el primer día

Y en media hora manos a la obra: ¡A regar el huerto!

Y en media hora manos a la obra: ¡A regar el huerto!

Chilis, cherries y uva.

Guindillas, cherries, uva…

El primer fin de semana lo tuvimos muy ajetreado. Al día siguiente de llegar al país, hicimos un curso de barista en el centro de la ciudad. Y os preguntaréis… ¿Barista? Pues si, barista es la persona encargada de hacer cafés en bares o restaurantes. Aquí en Australia hay mucha cultura cafetera, me atrevería a decir que más que en Italia, y estos aussies saben cómo hacer un buen café. Fue un día muy divertido, donde disfrutamos de la parte teórica aprendiendo las diferentes técnicas, aunque sobre todo, lo más divertido fue cuando nos pusimos a hacer cientos de cafés: Latte, Espresso, Flat White, Machiatto… Se puede decir que después de seis horas en la escuela, nos podemos considerar unos auténticos expertos.

¿Os imaginais a Berta y a mi trabajando con este estilo?

¿Os imaginais a Berta y a mi trabajando con este estilo?

Ahora ya somos expertos en diferenciar diferentes granos de café

Ahora ya somos expertos en diferenciar diferentes granos de café

Un café con un dulce se disfruta mucho más

Un café con un dulce se disfruta mucho más

Para no aflojar con la marcha frenética que llevábamos, el domingo empezamos a hacer vida social. Resultó que en nuestro tercer día se había organizado una barbacoa en la playa a unos 15 km de nuestra casa. Un grupo de españoles habían organizado el evento para dar la bienvenida a los recién llegados y así conocernos los unos a los otros. Fue un día agradable donde nos dimos cuenta de que el verano australiano, en estas latitudes del “continente”, llega a ser un tanto irregular… Calor, frío, viento… sin posibilidad alguna de meterse en el agua.

Conocimos muchas historias personales: desde gente viviendo en la ciudad hace más de cinco años a familias recién llegadas con visado de estudiantes y con niños. Si a todo esto se le añade que no se domina el idioma y se tiene dificultades en encontrar trabajo, uno se sorprende con la valentía de ciertas personas…

Primer contanto con el grupo de españoles en la barbacoa

Primer contanto con el grupo de españoles en la barbacoa

Mucho aire como para meterse en el agua

Mucho aire como para meterse en el agua

Después de estos tres días ya tocaba ponerse manos a la obra en nuestros quehaceres. Teníamos la ventaja de poder buscar con tranquilidad coche y trabajo sin la presión añadida de estar pagando alojamiento. Pasamos la mayor parte de las mañanas en la biblioteca y fueron seis coches los que vimos a lo largo de toda la semana. Ninguno nos convenció por diferentes circunstancias: fallos mecánicos, otros estéticamente daban que hablar o simplemente, la sensación que teníamos cuando los probábamos no nos acababa de convencer. Así pasó la semana, entre coche y coche y con la búsqueda de trabajo un poco en segundo plano. Aquí en Australia, si no tienes vehículo propio, es difícil moverse con garantías y de una manera rápida.

¡SERPIENTES en el carril bici! Por las tardes nos dábamos algún paseo por el carril despejarnos.

¡SERPIENTES en el carril bici! Por las tardes nos dábamos algún paseo por el carril para despejarnos.

Los primeros loros que vemos en Australia :)

Los primeros loros que vemos en Australia 🙂

Atarde en Perth

Atarde en Perth

Para quitarnos un poco de presión y no agobiarnos en exceso, nos dimos el segundo fin de semana de descanso, con la idea de recorrer parte de la ciudad y visitar ciertos lugares interesantes. Junto al mar, a unos 30km del centro, se encuentra Freemantle, la ciudad portuaria y más popular entre muchos jóvenes extranjeros y australianos.

El mercado de Freemantle es uno de los atractivos de la ciudad

Esta zona tiene una arquitectura Art Decó parecida a la que ya vimos en Napier (NZ). Lo que más nos gustó fue la barbaridad de cafeterías, restaurantes o cervecerías que ofrece la zona. Paseando a media tarde, llegamos a la conclusión de que el hobbie aquí es salir a comer, cenar o beber… Las terrazas estaban llenas de gente, casi ninguna mesa libre, y había muy buen ambiente en las calles.

Freemantle, el epicentro del arte culinario de Perth

Freemantle, el epicentro del arte culinario de Perth

Hora de quitarse el estrés de la búsqueda de coche

Hora de quitarse el estrés

Una cervecería donde la hacen ellos mismos

Una cervecería donde la cerveza es de elaboración propia

Zona del puerto con barcos

Zona del puerto con barcos

Freemantle desde las alturas

Freemantle desde las alturas

El domingo concertamos una cita con una pareja de escoceses para que nos enseñaran el coche que tenían en venta. Mecánicamente estaba medianamente bien, aunque la estética no me acababa de convencer. A Berta le parecía que no estaba mal, y “la prisa” que llevábamos encima por tener un coche nos empujó a dar el paso hacia delante y decidirnos por comprarlo. Cuando ya le dijimos al chico que si que lo queríamos, fuimos a su casa y, al bajar del coche y hacer el último chequeo, nos dimos cuenta que el seguro de una de las puertas no cerraba. En ese momento, lo intentamos arreglar con un destornillador, pero al ver que no se solucionaba el problema, le dijimos al chico que preguntara al día siguiente en el mecánico.

De camino para ver el coche con un gran eucaliptus

De camino para ver el coche

King's Park

King’s Park

Nos fuimos a casa paseando, un tanto desilusionados porque lo teníamos en la palma de las manos y en el último momento se torció todo. Comimos por el camino y nos tomamos un café en King’s Park, uno de los parque más grandes de la ciudad. Fue una tarde un tanto extraña y la presión se empezó a apoderar de nosotros.

Mientras vamos hacia casa, el centro de Perth se nos queda atrás

Mientras vamos hacia casa, el centro de Perth se nos queda atrás

Lunes, nueva semana y 8 días en el país. Abrimos el buzón y vemos que ya tenemos parte de la documentación para ir moviéndonos por Australia: el número de la seguridad social y el PIN de la tarjeta del banco. A eso que le digo a Berta, “Me da que esta semana va a ser una buena semana…” Nos vamos camino a la biblioteca como cada mañana y seguimos con la búsqueda de trabajo y coche.

A medio día vemos un anuncio publicado en uno de los grupos de Facebook donde un chico necesita a cuatro personas para trabajar de martes a viernes. Le llamamos dos minutos después de que publicara el anuncio y nos confirma que mañana empezamos a trabajar montando una pista de coches de choque. ¡Bien! Ha pasado solo una semana y ya vamos a empezar a trabajar.

¡Vamos viendo la luz al final del camino!

¡Vamos viendo la luz al final del camino!

Dejamos a un lado la búsqueda de trabajo y nos esforzarnos en seguir buscando coches que nos hagan el papel que estamos buscando. Un Toyota Camry del 1993 lleva anunciado unas horas en una de las páginas web más utilizadas en Australia. Llamamos por teléfono al hombre y nos dice que esa tarde podemos ir a su casa a verlo. Cargados con unos cientos de dólares en el bolsillo y con esa indecisión que nos había provocado ya ver y probado tantos coches, cogemos el tren y los nervios se apoderan de nosotros durante los 30 minutos que dura el trayecto. Llegamos a la casa y vemos un coche blanco aparcado bajo un porche. Mientras yo miro el motor, neumáticos, nivel de líquidos etc, Berta se encarga de ver el estado interior, tapicería, rueda de repuesto… La primera impresión es buena, ahora solo falta probarlo. Nos damos una vuelta por el barrio con él, los frenos no están mal, las correas apenas hacen ruido, el aire acondicionado funciona y la conducción es muy suave. Llegamos de nuevo a la casa y si, ¡este es el coche que estamos buscando! Hacemos todos los papeles en el momento, le pagamos al dueño los 1250$ y nos vamos a casa con Lucky! Así es como lo hemos llamado…

Esta mañana, tal y como le había dicho yo a Berta, iba a ser una buena semana. Recibimos las cartas de la seguridad social y el banco, horas más tarde nos confirman un trabajo para la semana y acabamos el día encontrando nuestro fiel compañero de aventuras para nuestro año en Australia! No podíamos pedir más: ¡Lucky, welcome to the team!

Lucky, un Toyota Camry del '93 que nos llevara por toda Australia

Lucky, un Toyota Camry del ’93 que nos llevará por toda Australia

RyB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s